A partir de la llegada del sonido y sus nuevos usos, la producción de este mismo comenzó a tener ciertos retos tanto para los realizadores como para los actores. Como se muestra en la película Cantando bajo la lluvia ( Singing in the rain, 1952), al principio para los realizadores era difícil colocar los micrófonos de una manera en la que no se vieran en la pantalla, por lo general eran ocultos en los props de la escenografía. Pero con el paso del tiempo la producción del sonido tuve que desarrollar nuevas formas.

La ilusión audiovisual

Michel Chion define, en su artículo “Proyecciones del sonidos sobre la imagen”, la ilusión audiovisual, la cual es  “una ilusión que se encuentra, para empezar, en el corazón de la más importantes de la relaciones entre sonido e imagen, la del valor añadido”. Este último término se refiere “al valor expresivo e informativo con el que un sonido enriquece una imagen”. Para lograr esta ilusión audiovisual la producción/diseño de sonido debe de pasar por ciertas etapas para lograrlo:

Preproducción:  en la cual el diseñador de sonido analiza el guion técnico y literario, va a las locaciones con el director para aclarar ideas e idear un plan para grabar y evitar ciertos sonidos.

Producción: aquí es la grabación del sonido directo durante la filmación.

Postproducción: aquí se mezclan, con el montaje de las imágenes ya realizado, los sonidos grabados durante o después de la filmación.

El diseñador de sonido además de pasar por estas etapas también debe de cumplir con ciertas funciones durante y después de la realización cinematográfica. Tienen que elegir y clasificar los sonidos, ordenarlos de una manera que la relación entre ellos y la imagen sean coherente, seleccionar un buen equipo técnico, supervisar la composición de la música original y la selección del soundtrack y supervisar el montaje del sonido. Todo esto para lograr que “el valor añadido funcione sobre todo en el marco del sincronismo sonido/imagen por el principio de la síncresis, que permite establecer una relación inmediata y necesaria entre algo que se ve y algo que se oye”.

El equipo de Sonido:

El profesional que realiza el arte del diseño del sonido es denominada diseñador de sonido. El responsable de la toma de sonidos en rodaje es el sonidista que trabaja con uno o varios microfonistas a su cargo. En la postproducción se suman el editor de sonido, Compositor de la música incidental, y los artistas de efectos sonoros (foley) y de doblaje, para generar la banda sonora original.

tumblr_nzx559ndl91upkbyuo1_500